Mis últimos Sant Jordi

Como cada año por estas fechas, el aroma de las rosas y el olor a libro nuevo, recién impreso, ya empieza a flotar en el ambiente. Conscientes de que estas fragancias despiertan un voraz apetito lector (y consumista), he visto que este año, incluso en los supermercados hay pequeñas paradas de libros. ¿Será porque alimentan el espíritu? ¿O el bolsillo?

Que sí, que el 23 de abril es un negocio para las editoriales. Pero, ¿acaso no es bonito tener una excusa para regalar libros a las personas que queremos? ¿Y la emoción de rasgar el papel de regalo, para descubrir el título del libro que nos acompañará durante las próximas semanas? Yo no me puedo quejar, al ser tocayo del que mató al dragón, nunca me han faltado libros. Con el tiempo, del mismo modo que hay canciones que ponen música a nuestra vida, para mí los libros de Sant Jordi no solamente evocan el recuerdo de un día especial, sino de todo un año y el placer de los momentos de lectura.

Al estilo del protagonista de “Alta Fidelidad” de Nick Hornby, he decidido publicar esta lista con algunos de los libros que más me han gustado de los que me han regalado en un 23 de abril.

Sigue leyendo