Los idiomas no cambian nunca

Smartphone as Child Toy

Smartphone as Child Toy, de IntelFreePress

Se suele decir que escuchar conversaciones ajenas no es de buena educación. Aunque a veces resulta inevitable. El otro día, durante el descanso, dos profesoras, una de inglés y otra de español intercambiaban impresiones sobre los entresijos de dar clases de lengua extranjera. Una de sus afirmaciones me llamó mucho la atención: “Una de las cosas buenas de dar clases de idiomas es que los idiomas no cambian nunca.”

Así justificaba la profesora de español que la clase y el material que había preparado ya le servían para toda la eternidad. Estuve tentado de intervenir, pero consciente de que algunos debates pueden resultar tan estériles como intentar mover una roca mucho más pesada que uno mismo, me mordí la lengua y empecé a pensar en ello.

La gran inversión de tiempo que hacemos la primera vez al preparar una clase, la reflexión y la elaboración influyen notablemente en la calidad de la clase. Por desgracia, el éxito no siempre está garantizado. ¿Quién no se ha pasado horas adaptando textos y preparando actividades que creía buenísimas y que después no han acabado de funcionar en clase?

Por eso, es lógico que cuando hemos creado una secuencia que funciona, con actividades y dinámicas que estimulan al estudiante a aprender y asimilar el contenido, le saquemos el máximo provecho a nuestra inversión. Sobre todo teniendo en cuenta que el trabajo de preparación de las clases en el sector suele remunerarse únicamente con la satisfacción personal del trabajo bien hecho, es decir, sin dinero. Además, la experiencia nos permitirá ir incorporando pequeños cambios y modificaciones para mejorarla todavía más.

Ahora bien, teniendo en cuenta que el mundo en el que vivimos cambia día a día a una velocidad de vértigo, ¿uno se puede quedar tan ancho afirmando que los idiomas no cambian y que el material es imperecedero? Solo hay que coger un libro editado hace unos años para darse cuenta de que el material envejece al mismo ritmo que nosotros: “revelar fotografías”, “discman”, “Rivaldo”…

Hoy en día las  fotos son digitales y después de descargarlas las colgamos directamente en Facebook y no en la pared. Casi nadie escribe un diario, la mayoría tiene su blog. Podemos escuchar música en el móvil, sin tener que recalcar que nos referimos al teléfono. Los estudiantes extranjeros piensan que tutear significa escribir en Twitter y ríen al descubrir que no, que eso es tuitear. Y ya nadie se acuerda de Rivaldo, pero todos conocen a Messi.

Quizás el pretérito perfecto nos sobreviva o los usos del subjuntivo no cambien de la noche a la mañana, pero que uno no quiera moverse no significa que la Tierra haya dejado de girar.

Comença la temporada amb “un tast de català”

Portada  "Un tast de català"Després d’una llarga temporada sense actualitzar el bloc, he decidit que ja n’hi ha prou de fer el ronso o de fer el ronsa, depèn de la font consultada, i aprofitar el segon aniversari del bloc per publicar una nova entrada. En els darrers mesos ha estat complicat compaginar la feina, la creació del bloc Companys de viatge que comparteixo amb la meva companya Susanna, i la preparació de l’examen de nivell D de català. Però la curiositat segueix ben viva i torna amb una recomanació literària.

“Un tast de català”, d’Albert Pla Nualart  ha estat un complement molt bo per a les classes de català,  un llibre útil per resoldre dubtes habituals, descobrir noves expressions i reflexionar sobre la situació que viu la llengua catalana actualment. L’obra és un recull dels articles que l’autor, filòleg i responsable lingüístic del diari Ara, ha anat publicant als diaris Avui i Ara els darrers dos anys.

Els “tasts” són articles breus i enginyosos, en els quals l’autor posa exemples i situacions entenedores per denunciar calcs i barbarismes, a vegades barbaritats, que llegim o sentim als mitjans de comunicació, reivindica expressions que a poc a poc estem arraconant sense ser-ne conscients i, sobretot, defensa un model de llengua “que elimini dificultats gratuïtes i ajudi a veure el català com una llengua àgil i oberta a la realitat”.

L’estil és un dels punts forts del llibre, ja que la normativa barrejada amb humor i ironia sempre passa millor, com  una clara  ben fresqueta, o un xampú, depèn d’on el demanis. Així doncs, el resultat és una combinació didàctica i amena que també és una bona eina de consulta, perquè el llibre, a més de l’índex d’articles, també n’incorpora un de temàtic al final per a localitzar el tema d’interès més fàcilment.

Si et ve de gust fer-ne un tast, aquí pots llegir un dels articles: La gandula, la clara i el xampú.

#Tingo4: Anoraks y parkas

Como “venderle una nevera a un esquimal” siempre ha sido una tarea difícil y con pocas perspectivas de éxito, quizás puedas hacer más negocio comprándoles chaquetas.

El anorak y la parka se han colado en nuestros armarios por influencia del inglés y se han convertido en prendas y sustantivos de uso común, pero ¿cuál es su verdadero origen? Para descubrirlo hay que desplazarse a latitudes árticas, así que, antes de seguir leyendo, comprueba que la calefacción esté encendida.

Sigue leyendo

#Tingo3: Pasamontañas del Este

Balaclava

“Balaclava” de h-e-d

Un balaclava no es el nombre de un dulce turco, eso sería un baklava. Ni tampoco el nombre de un tipo de munición, aunque se trate de una palabra con tintes bélicos. Este sustantivo se usa en inglés británico para designar a una prenda de ropa, habitualmente de lana, que cubre el rostro prácticamente en su totalidad para protegerlo del frío. Resumiendo: un pasamontañas.

Habituados a que sea el inglés el que invade la mayoría de los idiomas con nuevos vocablos, me empecé a preguntar de dónde lo habrían tomado prestado. El primer artículo de esta serie, “Amok laufen”,  me llevó hasta Indonesia. Pero en esta ocasión, como tirando del hilo se llega al ovillo, este “tingo” me ha guiado hasta Ucrania y las costas del Mar Negro.

Sigue leyendo

#Tingo2: Las direcciones del cielo

Brújula - compass

“Brújula” de Vero Villa

El léxico del alemán puede expresar imágenes de una gran carga visual y poética: la agonía es Todeskampf,  “la lucha con la muerte”, existe una palabra como Mondschein que describe “el resplandor de la luna”, e incluso algo tan cotidiano como una bombilla, Glühbirne, es una “pera incandescente”.Pero una de mis favoritas es Himmelsrichtung, “punto cardinal”, cuya traducción literal sería “la dirección del cielo”, una imagen sugerente y evocadora, que se aleja de la frialdad matemática de “los puntos cardinales”. Hablando de direcciones, ¿te has preguntado de dónde vienen los nombres de estos cuatro puntos?

Sigue leyendo

#Tingo1: “Amok laufen”

Graffiti con la palabra Amok

“Amok” de luke.skywalker79

Como ya anticipé en mi última entrada, los “tingos” serán artículos relacionados con palabras y expresiones de otros idiomas, que por algún motivo me han llamado la atención. Cuando vivía en Berlín, durante una temporada estuve recopilando palabras curiosas del alemán. Para estrenar la categoría he escogido la que encabezaba aquel listado.

Todavía recuerdo el titular del periódico: “Amokläufer hiere a 15 personas en la fiesta de inauguración de la Estación Central de Berlín”. La noticia tuvo mucha repercusión, ya que faltaba poco para otra gran fiesta de inauguración, la de la Copa del Mundo de Fútbol de 2006, y a raíz del incidente se inició un fuerte debate sobre las medidas de seguridad.

Sigue leyendo

“Tingos” y novedades

Después de unas semanas de de-teching, expresión horneada por los gurús tecnológicos cuyo significado sería algo así como “tomarse un período de descanso digital para reflexionar sobre el uso personal de las nuevas tecnologías”, CapCuriós vuelve al cole.

Para iniciar la segunda temporada, he decidido introducir algunas novedades que os presento a continuación:

Sigue leyendo

¿Finés o finlandés?

Vesijärvi Lake

“Vesijärvi Lake” de Traveller Su

En estas fechas tan señaladas, he decidido dedicar mi entrada navideña a la patria de Papá Noel, el Pare Noel o San Nicolás: Finlandia.

Como si se tratara de un regalo de Navidad anticipado, ni el temporal, ni los controladores aéreos pudieron evitar que pasara el puente de diciembre en el sur de Finlandia, en Helsinki y Lahti.

Fueron cinco días en una compañía fantástica, disfrutando de un paisaje de cuento de Navidad y deliciosas galletas de canela.

Todo ello con mucho frío, siempre bajo cero, y poco sol. A las tres de la tarde ya era noche cerrada.

Viajar sirve para muchas cosas: conocer mundo, confirmar o desmitificar estereotipos y despejar dudas. A mí, la primera duda ya se me planteó en casa: ¿finés o finlandés?, esta es la cuestión.

Sigue leyendo

Lenguas en peligro

¿Cuántos idiomas se hablan en el mundo?
a)       Uno, el inglés.
b)       Unos 6.700.
c)       Unos 2.000.

Aunque la cifra puede oscilar, dependiendo de las fuentes, se estima que la cantidad de lenguas que se hablan en nuestro planeta es de 6.700, así que quienes hayáis escogido la opción “b)” estabais en lo cierto. Desgraciadamente, la tendencia habitual es asociar cada país a su lengua oficial, aunque esto sea totalmente erróneo. Existen muchas lenguas que no tienen la suerte de gozar de un estatus de oficialidad, ni del respaldo de instituciones culturales, por lo que su salud, actualmente, es tan frágil como la de un moribundo.

Sigue leyendo

¿Waka waka?

El Mundial de Sudáfrica 2010 ha llegado a su fin y mi organismo acusa el vacío provocado por el silencio de las vuvuzelas y la ausencia de partidos televisados. Con la “Roja” coronada como flamante campeona, ya sólo me quedaba un interrogante por resolver de esta Copa del Mundo: ¿Qué significaba Waka waka?

Sigue leyendo